Los acondicionadores de aire, reemplazados por las cubiertas vegetales

Las cubiertas vegetales son la solución en verano para no gastar tanto dinero en las facturas de electricidad, abandonando los acondicionadores de aire. Se estima que los techos verdes pueden reducir el uso del aire acondicionado en un 40 por ciento y un estudio de la Universidad de Malta ha demostrado que esta alternativa podría reducir la temperatura del techo a la mitad.

Dirigido por el arquitecto paisajista Antoine Gatt, el proyecto LifeMedGreenRoof ha consistido en la creación de una cubierta verde experimental en la Facultad para el Medio Ambiente Construido. La losa y la membrana del techo sufren daños debido a cambios en la temperatura durante un período de 24 horas. Estudios en la facultad han demostrado que la temperatura de la membrana puede variar en hasta 30° C durante 24 horas a medio de agosto.

En un techo regular, la energía solar es absorbida por la losa del techo y la membrana a prueba de humedad. La temperatura de la membrana a prueba de humedad puede alcanzar 55°C durante el día y cae a 25°C por la noche. La energía absorbida por la losa del techo se refleja en las habitaciones subyacentes haciéndolas incómodas para vivir y exige el uso de aire acondicionado.

Del otro lado, la temperatura de la membrana debajo de las cubiertas vegetales permanece estable a 27 ° C. La temperatura de la membrana debajo de un techo verde permanece estable a 27 ° C. "El hecho de que la temperatura permanezca constante significa que las losas y la membrana no se expanden. El techo verde también protege la membrana de los elementos naturales, lo que se traduce en menos mantenimiento y menos residuos, ya que no tendría que reemplazar la membrana con tanta frecuencia", afirma Antoine Gatt, según Times Of Malta.

 


Foto: Cubiertas vegetales